tienda Valle del Guadalhorce

En lo alto de una empinada colina, los mundos espiritual y secular chocan en la majestuosa Ermita de Nuestra Señora de los Remedios en Cártama. Durante siglos, este lugar de veneración ha sido un destino de viaje espiritual, que comenzó con la conquista cristiana de la zona en 1485.

Un acontecimiento milagroso en 1579 supuso la salvación de los habitantes de un virus mortal. Y ahora en la ermita se celebra anualmente festejos en honor de la Virgen de los Remedios. Además de su significado sagrado, la ermita también alberga muchos detalles artísticos, lo que la convierte en un lugar atractivo y único para explorar.

Los Orígenes de la Ermita

La Ermita de Nuestra Señora de los Remedios de Cártama, Málaga, es un lugar impregnado de tradición. Sus orígenes se remontan al periodo posterior a la conquista cristiana y su evolución ha estado marcada por una combinación de influencias religiosas y culturales.

La peste arrasó la zona y perdonó milagrosamente la vida a muchas familias. Este acontecimiento fue el impulso para la consagración del santuario y la veneración de la Virgen.

Cada año, los fieles ascienden por los sinuosos senderos que conducen a la Ermita, hasta llegar al santuario donde pueden admirar la bella arquitectura de la Ermita y la emblemática imagen de la Virgen. Las fiestas de Nuestra Señora de los Remedios, que se celebran cada mes de abril, son un importante acontecimiento para los lugareños y lugareñas.

La parroquia de San Pedro también alberga un museo en honor a Ntra. Sra. de los Remedios en el que se exponen diversos objetos religiosos y obras de arte.

La Ermita de Nuestra Señora de los Remedios es parte integrante de la cultura y el legado de Cártama. Con sus antiguas raíces, su significado espiritual y su cautivador encanto, es un destino de visita obligada para cualquiera que recorra la comarca.

La Romería a Nuestra Señora de los Remedios

La reunión en la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios de Cártama es parte integrante de la vida religiosa y comunitaria de la comarca, atrayendo tanto a nativos como a visitantes. A lo largo del año, los fieles llevan sus súplicas a la sagrada figura de la Virgen, buscando su intercesión y bendición.

El día de la festividad de Nuestra Señora de los Remedios, la veneración se intensifica, y la ermita se llena de gente. La romería ceremonial es un acto solemne, en el que participan personas de todas las edades.

La devoción a Nuestra Señora de los Remedios tiene su origen en el suceso milagroso que ya hemos comentado y que ocurrió en el siglo XVI. En aquella época, la población fue azotada por una plaga, y muchos fueron redimidos, según la historia y su leyenda, por intercesión milagrosa de la Virgen.

En agradecimiento por el milagro, los habitantes de la zona decidieron consagrar la imagen y llamarla bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios. Desde entonces, la veneración y peregrinación a Nuestra Señora de los Remedios ha sido una parte importante de la cultura y tradición de Cártama.

El Camino a la Ermita

El empinado y sinuoso camino desde la plaza principal, cerca de la Fuente del Pilar Alto, junto a la parroquia de San Pedro Apóstol. Un recorrido que ofrece una experiencia tranquila y espiritual a los viajeros/as.

Esta emblemática ruta de peregrinación permite contemplar las impresionantes vistas del Valle del Guadalhorce, y apreciar el arraigado patrimonio cultural de la zona. A medida que subes por el sendero en zig-zag, seguro que te sentirás abrumado por la belleza que te rodea y la fe que ha mantenido vivo este lugar sagrado durante generaciones.

Te puede interesar:  Increíble de Antonio Guerrero Solano, presentación de su libro en Alhaurín el Grande

La Imagen de Nuestra Señora de los Remedios

La estatuilla de la Virgen, fue encontrada entre los picos de la montaña por un pastor a finales del siglo XV, ha llegado a ser venerada por el pueblo de Cártama. Ahora se encuentra en un lugar sagrado y es un símbolo de fe y esperanza ante la adversidad.

La escultura se ha conservado cuidadosamente y está decorada con una medialuna de oro, numerosas joyas, un manto y una capa. Se cree que representa a la Virgen María en su calidad de salvadora de los afligidos y remedio de las enfermedades.

Miles de visitantes rinden homenaje a la imagen cada año, y sigue recordando a los lugareños la milagrosa intercesión de la Virgen María en sus momentos de dificultad. No se puede exagerar la importancia de esta figura. Es un poderoso recordatorio de que, incluso en los momentos más oscuros, la fe y la esperanza pueden prevalecer. Es una fuente de solaz y consuelo, y un recordatorio del poder de la oración.

El Milagro de 1579

En 1579, una epidemia devastadora se abatió sobre la población de Cártama, provocando mucho sufrimiento y muerte. Sin embargo, se cree que en medio de la crisis, se produjo un hecho milagroso: la Virgen María intercedió para que muchas familias pudiesen librarse de esa enfermedad.

Cada año, los habitantes de Cártama conmemoran este acontecimiento con una gran romería. La devoción a Nuestra Señora de los Remedios quedó firmemente arraigada en la cultura y costumbres de Cártama debido a este hecho. Sus ciudadanos han mantenido una profunda veneración por la Virgen María y siguen dando gracias por su intercesión.

Las Fiestas Anuales de Nuestra Señora de los Remedios

Cada mes de abril, miles de personas se reúnen en la localidad malagueña de Cártama para honrar su imagen. Esta celebración es una fusión de fe, cultura y tradición, que culmina en una gran procesión con música y bailes tradicionales.

Las festividades de Nuestra Señora de los Remedios de Cártama giran en torno a un espíritu de alegría y gratitud, con personas de todas las clases sociales que se unen en cantos y oraciones para dar gracias por las bendiciones que les han sido concedidas.

Entrada a la Ermita Santuario de Nuestra Señora de los Remedios
Entrada a la Ermita Santuario de Nuestra Señora de los Remedios.

La Arquitectura de la Ermita

Nada más llegar a la Ermita lo primero que vas a encontrar es un atrio al que preceden 3 escalones. También tienes un mirador desde el que puedes disfrutar de unas vistas magníficas tanto de Cártama como de toda la comarca del Valle del Guadalhorce.

La Ermita solo dispone de un acceso principal al que se accede a través de un pórtico con dos arcos de medio punto. Una nave cubierta por la bóveda de medio cañón. Dentro del espacio podrás encontrar escudos imperiales y cartelas doradas. También podrás apreciar pinturas de los 4 Evangelistas.

La ermita de Nuestra Señora de los Remedios es un templo de gran valor histórico y artístico. Su arquitectura única y sus detalles decorativos hacen de ella una joya del patrimonio cultural de la región.

La nave es una sola y está cubierta por una bóveda de medio cañón y fajones con una decoración dorada sobrepuesta y un medallón central. Esta se apoya en pilastras con capiteles dóricos sobre los que cuelgan escudos imperiales. Los muros de la nave están decorados con cartelas doradas con invocaciones al nombre de María.

Te puede interesar:  Salón de Actos Cristóbal Castro Pozo en Valle de Abdalajís

Los tramos de la bóveda, entre los fajones, ostentan un florón central entre recuadros de molduras mixtilíneas con decoración en su interior. La bóveda semiesférica que cubre el espacio cuadrado del presbiterio descansa sobre pechinas en las que aparecen pinturas de los cuatro evangelistas enmarcadas con adornos dorados.

Cúpula, muros y camarín de la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios

La cúpula interna se divide en ocho segmentos mediante estrechas bandas, asemejando nervaduras, que incluyen adornos en forma de hojas y rosetones dorados. Entre las bandas, se encuentran adornos mixtilíneos de forma triangular que contienen decoraciones doradas de acantos. En los muros laterales, cuelgan unos pendants rodeados de adornos de acantos, en cuyo fondo se visualizan emblemas en honor a la Virgen María.

En el costado derecho del presbiterio, en dirección hacia el altar, se ubica la entrada que conduce a la sacristía y a la casa de la santera, donde se encuentra una escalera que lleva al camarín-torre.

El punto focal de la iglesia es el camarín-torre, adosado a la cabecera, en el cual se encuentra la imagen de Nuestra Señora de los Remedios sobre un pedestal de plata. El camarín tiene una forma hexagonal y sus esquinas son resaltadas por columnas dobladas que se encuentran cubiertas en gran medida por macollas que esparcen tallos con flores, acantos y frutos. Las secciones entre las columnas son adornadas con una venera dorada de la cual crecen hojas de acanto entrecruzadas, largas y carnosas.

En la bóveda del edificio, se puede observar una profusa ornamentación de motivos vegetales que se extiende de manera radial, convergiendo en el medallón hexagonal de la clave. Aunque la construcción de la estructura data posiblemente del siglo XVI, fue durante los últimos años del siglo XVII o los primeros del XVIII, con la adición del camarín y la renovación de la decoración interior, que se logró alcanzar la completa fisonomía del estilo barroco que posee en la actualidad.

Imagen de portada extraída de un vídeo de Miguel Miranda.

5/5 - (2 votos)
diseño web Coín
Ir al contenido