helados de Navidad Capricho

En la barriada de Cerralba, del 8 al 16 de septiembre, se llevó a cabo un proyecto que reunió a 35 jóvenes de entre 18 y 26 años, procedentes de 5 países distintos: Grecia, Italia, Portugal, Rumanía y España. Este proyecto, titulado “Cookbook for our future“, fue organizado por la Asociación Imagina en colaboración con el programa Erasmus+ de la Unión Europea. Su objetivo principal: explorar el mundo de la alimentación saludable y la cocina con un enfoque en productos locales.

Una iniciativa para una alimentación saludable

Cookbook for our future” es mucho más que un proyecto culinario; es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de consumir productos locales, saludables y económicos. Además, promueve un análisis detenido sobre los roles y responsabilidades en el hogar en relación con la alimentación.

Antonio Villa Romero, el fundador de la idea detrás de este proyecto, comparte su inspiración: mientras estudiaba en Madrid, observó que muchas de sus compañeras de estudio tenían una alimentación poco saludable y limitada en variedad. La influencia de sus padres también fue crucial; su padre, agricultor, siempre optó por productos naturales, mientras que su madre se esforzó por cocinar platos caseros y saludables.

Explorando temas relevantes en el Cookbook for our future

El proyecto no se limitó a la preparación de platos deliciosos, sino que también exploró temas relevantes, como el género en la cocina. Alicia, una de las participantes de Italia, destaca: “Hemos pasado una semana muy enriquecedora discutiendo temas como la igualdad de género en la cocina. Hemos compartido las delicias de nuestra comida nacional y he aprendido mucho sobre otros países, lo cual fue realmente emocionante“. Costadina, otra participante de Grecia, elogia las recetas interesantes que cocinaron juntos/as.

Te puede interesar:  Operación Niño de la Navidad, campaña solidaria

Promoviendo la cocina mediterránea y los productos locales

El alcalde de Pizarra, Félix Lozano, expresó su entusiasmo por acoger iniciativas como esta que ayudan a promover la cocina mediterránea y los productos locales de la comarca del Guadalhorce. Además, agradeció a la Asociación Imagina por poner su municipio en el mapa europeo y permitir que los jóvenes de diferentes países conozcan sus tradiciones, especialmente en el ámbito agroalimentario.

En resumen, “Cookbook for our future” no solo fue un proyecto culinario, sino una experiencia educativa y cultural que fomentó la alimentación saludable, la diversidad culinaria y el intercambio de conocimientos entre jóvenes de diferentes países. Un ejemplo inspirador de cómo la comida puede unir a las personas y promover la comprensión intercultural.

5/5 - (1 voto)
diseño web Coín